martes, 3 de diciembre de 2013

Cuento corto de García Márquez


   

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del    mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos.
Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus duda
Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar.
El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado.
Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención.
De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba.
Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: "como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que  lo repares sin ayuda de nadie".
Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así.
Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente.
"Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo".
Al principio el padre no creyó en el niño!
 Pensó que sería imposible que, a su edad hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño.
Para su sorpresa, el mapa estaba completo.
Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares.
¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?
De esta manera, el padre preguntó con asombro a su hijo: 
Hijito, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lo lograste? 
Papá, respondió el niño; yo no sabía como era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre.
Así que di vuelta los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía como era.
"Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta a la hoja y vi que había arreglado al mundo".
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Eso es lo que te vas a llevar.

        Un hombre murió.    Al darse cuenta vio que se acercaba Dios y que llevaba una maleta consigo.


        Y Dios le dijo:


-       Bien hijo es hora de irnos.


        El hombre asombrado preguntó:


-       Ya? Tan pronto? Tenía muchos planes....


-       Lo siento pero es el momento de tu partida.


-       Que traes en la maleta? preguntó el hombre.


        Y Dios le respondió,


-       Tus pertenencias!!!...


-        Mis pertenencias?? Traes mis cosas, mi ropa, mi dinero?


        Dios le respondió:


-       Eso nunca te perteneció, eran de la tierra.


-        Traes mis recuerdos?


-        Esos nunca te pertenecieron, eran del tiempo.


-       Traes mis talentos?


-       Esos no te pertenecieron, eran de las circunstancias.


-       Traes a mis amigos, a mis familiares?


-        Lo siento , ellos nunca te pertenecieron, eran del camino.


-       Traes a mi mujer y a mis hijos?


-       Ellos nunca te pertenecieron, eran de tu corazón.


-       Traes mi cuerpo?


-        Nunca te perteneció, ese era del polvo.


-       Entonces traes mi alma?


-        No! Esa es mía.

 
        Entonces el hombre lleno de miedo, le arrebató a Dios la maleta y al abrirla se dio cuenta que estaba vacía..... 
        Con una lágrima de desamparo brotando de  sus ojos, el hombre dijo:


-       Nunca tuve nada?


-       Así es, cada uno de los momentos que viviste fueron solo tuyos. 
        La vida es solo un momento... 
        !! Un momento solo tuyo!!!                          
        Por eso, mientra estés a tiempo disfrútalo en su totalidad.
         Que nada de lo que crees que te pertenece te detenga.... Vive el ahora! Vive tu vida...!!! Y no te olvides de SER FELIZ, es lo único que realmente vale la pena! 
        Las cosas materiales y todo lo demás por lo que luchaste, se quedan aquí! 
        NO TE LLEVAS NADA!   


        Regala esta hermosa reflexión a todos los que quieras en este mundo y disfruta cada segundo que vivas. 
        Eso es lo que te vas a llevar.
 

martes, 12 de noviembre de 2013

UN PERRITO CON UNA EXCELENTE IMAGINACION


Un señor va de cacería al África y lleva a su perrito. Un día, el Perrito Se aleja del grupo, se extravía y comienza a vagar solo por la selva.

En eso ve a lo lejos que viene una pantera enorme a toda carrera.

Al ver que la pantera lo va a devorar, piensa rápido qué hacer.

En eso ve un montón de huesos de un animal muerto y empieza a mordisquearlos.

Cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice:

¡¡¡Ah, qué rica pantera me acabo de comer!!!

La pantera lo alcanza a escuchar y frenando en seco, gira y sale despavorida pensando:

¡¡¡¿Quién sabe qué animal será ese. A ver si me come a mí También???!!!

Un mono que andaba trepado en un árbol cercano, oyó y vio la escena.

Sin más salió corriendo tras la pantera para contarle cómo la había engañado el perrito:

¡Pantera pendeja. Esos huesos ya estaban ahí, además, es sólo un simple perrito!

La pantera, enojada, sale corriendo a buscar al perrito con el mono montado en el lomo. El perrito ve a lo lejos que viene nuevamente la Pantera con el mono y se da cuenta de que este último había ido con el chisme.

¿Y ahora qué hago? piensa todo asustado. Entonces, en vez de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda, como si no los hubiera visto, y cuando la pantera estaba cerca de atacarlo de nuevo, el perrito exclama:

¡¡¡ Ese mono , hace como media hora que lo mandé a traerme otra pantera y todavía no aparece!!!

De nuevo la pantera frena en seco, gira y sale despavorida, claro, no sin antes desquitar su ira y su hambre con el mono!!!!!!

MORALEJA

EN MOMENTOS DE CRISIS, SÓLO LA IMAGINACIÓN ES MÁS IMPORTANTE QUE EL CONOCIMIENTO.
1.. Procura ser imaginativo como el PERRITO.
2. Evita ser pendejo como la PANTERA.
3. Y nunca, pero nunca! seas un  chismoso como el MONO
 

viernes, 1 de noviembre de 2013

EL REFLEJO DE TU VIDA


Había una vez un anciano que pasaba los días sentado junto a un pozo en la entrada de un pueblo.

Un día, un joven se le acercó y le preguntó:

- Yo nunca he venido por estos lugares… Cómo son los habitantes de esta ciudad?

El anciano le respondió con otra pregunta:

- Cómo eran los habitantes de la ciudad de la que vienes?

- Egoístas y malvados, por eso me he sentido contento de haber salido de allá.

- Así son los habitantes de esta ciudad, respondió el anciano.

Un poco después otro joven se acercó al anciano y le hizo la misma pregunta:

- Voy llegando a este lugar, cómo son los habitantes de esta ciudad?

El anciano, de nuevo, le contestó con la misma pregunta:

- Cómo eran los habitantes de la ciudad de donde vienes?

- Eran buenos, generosos, hospitalarios, honestos, trabajadores. Tenía tantos amigos que me ha costado mucho separarme de ellos.

- También los habitantes de esta ciudad son así, respondió el anciano.

Un hombre que había llevado a sus animales a tomar agua al pozo y que había escuchado la conversación, en cuanto el joven se alejó le dijo al anciano:

- Cómo puedes dar dos respuestas completamente diferentes a la misma pregunta hecha por dos personas?

- Mira, le respondió, cada uno lleva el universo en su corazón. Quien no ha encontrado nada bueno en su pasado, tampoco lo encontrará aquí. En cambio, aquel que tenía amigos en su ciudad, encontrará también aquí amigos leales y fieles.

Porque las personas son lo que encuentran en Sí mismas… Encuentran siempre lo que esperan encontrar…

viernes, 27 de septiembre de 2013

LA MANO DE DIOS

Un médico entró en el hospital de prisa después de haber sido llamado ...a una cirugía urgente. 
Él contestó a la llamada lo antes posible, se cambió de ropa y se fue directamente al bloque de la cirugía. 
 Él encontró el padre del niño ir y venir en la sala de espera para el médico.
Una vez al verlo, el padre gritó: "¿Por qué tomaste todo este tiempo por venir? ¿No sabes que la vida de mi hijo está ...en peligro? ¿No tienes sentido de la responsabilidad? " 
 El médico sonrió y dijo: "Lo siento, yo no estaba en el hospital y me vine lo más rápido que pude después de recibir la llamada...... Y ahora, me gustaría que se calme para que yo pueda hacer mi trabajo" 
 "Que me Calme¡¡ ¿Qué pasaría si fuera su hijo el que estuviera en esta habitación ahora mismo, estarías calmado? Si su hijo se estuviera muriendo ahora qué harías? ", Dijo el padre enojado. 
  El médico volvió a sonreír y contestó: "Voy a decir lo que dijo Job en la Biblia" Del polvo venimos y al polvo volveremos, bendito sea el nombre de Dios”.
Los médicos no pueden prolongar la vida.
 Iré a interceder por su hijo, vamos a hacer todo lo posible por la gracia de Dios "
 "Dar consejos cuando no estamos en cuestión es tan fácil", murmuró el padre. 
 La cirugía se llevó algunas horas después, el médico salió feliz, "Gracias a Dios! Su hijo se ha salvado!
 " Y sin esperar la respuesta del padre el doctor muy apurado mira su reloj y sale corriendo. 
 Mientras se marchaba le dijo "Si usted tiene algunas pregunta, pregúntele a la enfermera!" 
 "¿Por qué el es tan arrogante? No podía esperar algunos minutos mas para que para preguntarle mas sobre el estado de mi hijo ", 
 LA ENFERMERA RESPONDIÓ, CON LÁGRIMAS POR SU ROSTRO: "EL HIJO DEL DOCTOR MURIÓ AYER EN UN ACCIDENTE DE CARRETERA, Y EL MEDICO ESTABA EN EL CEMENTERIO CUANDO USTED LE LLAMÓ PARA QUE REALIZARA LA CIRUGÍA DE SU HIJO. Y AHORA YA LE SALVÓ LA VIDA A SU HIJO, DÉJELO IR YA SE FUE CORRIENDO PARA TERMINAR EL ENTIERRO DE SU HIJO. 

 " NUNCA JUZGUES A NADIE, PORQUE NUNCA SE SABE CÓMO ES SU VIDA Y EN CUANTO A LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO O LO QUE ESTÁ PASANDO.

jueves, 29 de agosto de 2013

¿ESTÁS CON LA PAREJA ADECUADA?

Durante un seminario, una mujer preguntó: "¿Cómo puedo saber si estoy con la persona adecuada?"  El autor entonces se dio cuenta de que había un hombre corpulento sentado a su lado por lo que dijo: "Depende. ¿Es tu pareja?" Con toda seriedad, ella respondió "¿Cómo lo sabes?" Voy a responder a esta pregunta porque las posibilidades son buenas de que está pasando en su mente respondió el autor.   Aquí está la respuesta.  Cada relación tiene un ciclo.  Al principio, caes perdidamente enamorada.  Te anticipas a sus llamadas, quieren estar en contacto, y se gustan sus costumbres.   Enamorarse no fue difícil.   De hecho, fué una experiencia completamente natural y espontánea.  No tuviste que hacer nada.  Es por eso que se llama "perdidamente enamorados". Enamorarse es una experiencia pasiva y espontánea.  Pero después de unos meses o años de estar juntos, la euforia del amor se desvanece.   Es un ciclo natural de todas las relaciones. Poco a poco, las llamadas telefónicas se convierten en una molestia (si es que las hay), el contacto no es siempre bienvenido (si es que lo hay), y las costumbres de su cónyuge, en vez de sentir lindo, te vuelven loc@.
Los síntomas de esta etapa varía con cada relación, usted notará una gran diferencia entre la etapa inicial cuando estaban enamorados y una fase mucho más aburrida o con actitudes de enojo incluso. En este punto, usted y/o su pareja pueden estarse preguntando, "¿Estoy con la persona correcta?"  Y al reflexionar sobre la euforia del amor que una vez tuvieron, pudieran empezar a desear esta experiencia con alguien más.   Aquí es cuando las relaciones truenan.
                               
La clave para tener éxito en una relación no es encontrar a la persona adecuada, sino aprender a amar a la persona encontrada.  La gente culpa a su pareja por su infelicidad y busca fuera lo que le hace falta. Las atenciones extra maritales vienen en todas las formas y tamaños.

La infidelidad es lo más común.   Pero a veces la gente se envuelve en el trabajo, en un pasatiempo, en una amistad, televisión en exceso, o sustancias de abuso.  Pero la respuesta a este dilema no está fuera de su relación.  Se encuentra dentro de él.

La clave para tener éxito en la relación no es encontrar a la persona adecuada, sino aprender a amar a la persona que se encontró.

MANTENER el amor no es una experiencia pasiva o espontánea.  Usted tiene que trabajar en ello día tras día.   Se necesita tiempo, esfuerzo y energía.  Y lo más importante, exige SABIDURÍA.
Usted tiene que saber Qué hacer para que funcione.  No nos equivoquemos al respecto.

El amor no es un misterio.  Hay cosas que usted puede hacer (con o sin su pareja), Así como hay leyes físicas del universo (como la gravedad), también hay leyes para las relaciones. Si usted sabe cómo aplicar estas leyes, los resultados son predecibles. El amor es por lo tanto una "decisión".
No es sólo un sentimiento. Recuerda esto siempre: Dios determina quién entra en tu vida.
Depende de ti quien quieres que camine a tu lado, a quien permites que se quede, y a quien quieres dejar ir!


viernes, 9 de agosto de 2013

NUNCA TE RINDAS........JAMAS


Una ranita salió con una amiga a recorrer la ciudad, aprovechando los charcos que dejara una gran lluvia.
Ustedes saben que las ranitas sienten una especial alegría luego de los grandes chaparrones, y que esta alegría las induce a salir de sus refugios para recorrer mundo.
Su paseo las llevó más allá de las quintas.
Al pasar frente a una chacra de las afueras, se encontraron con un gran edificio que tenía las puertas abiertas.
Llenas de curiosidad se animaron mutuamente a entrar.
Era una quesería.
En el centro de la gran sala había una enorme tina de leche.
Un tablón permitió a ambas ranitas trepar hasta la gran olla, en su afán de ver cómo era la leche.
Pero, calculando mal el último saltito, se fueron las dos de cabeza dentro de la tina, zambulléndose en la leche.
Lamentablemente pasó lo que suele pasar: caer fue una cosa fácil; salir era el problema. Porque, desde la superficie de la leche hasta el borde del recipiente, había como dos cuartas de diferencia. Y aquí era imposible ponerse en vertical. El líquido no ofrecía apoyo ni para erguirse ni para saltar.
Comenzó el pataleo. Pero, luego de un rato, la amiga se dio por vencida. Constató que todos sus esfuerzos eran inútiles y se tiró al fondo. Lo último que se le escuchó fue: "Glu-glu-glu", que es lo que suelen decir los que se dan por vencidos.
Nuestra ranita, en cambio no se rindió. Se dijo que, mientras viviera, seguiría pataleando. Y pataleó, pataleó y pataleó. Tanta energía y constancia puso en su esfuerzo, que finalmente logró solidificar la nata que había en la leche y, parándose sobre el pan de manteca, hizo pie y saltó para afuera.
En la vida hay obstáculos que no se pueden vencer, pero en esos casos, Dios también nos da la fortaleza para no desanimarnos ni perder la esperanza.